<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=197361984233487&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

2 lugares perfectos para disfrutar el equinoccio de primavera en Yucatán

Actualizado el 15 de marzo, 2019 • Publicado el 15 de marzo, 2019 • Inmobilia, Paseo Country, DestinosTuristicos, Ecoturismo, Viajes

Ya sea que vivas en Yucatán o estés de visita por el Estado, no puedes perderte el espectáculo maravilloso del equinoccio de primavera.

pexels-photo-400537

El equinoccio de primavera, cada 21 de marzo, es un fenómeno durante el cual la Tierra es iluminada por el Sol con la misma intensidad en el hemisferio norte y en el hemisferio sur.

En Yucatán hay dos lugares para observar este fenómeno natural: seguir el sacbé o camino blanco que va hacia el Templo de las Siete Muñecas, en Dzibilchaltún, o visitar los impresionantes vestigios de Chichen Itzá; incluso, se puede acudir a ambas maravillas en la misma jornada.

Te puede interesar: El misterioso sitio arqueológico de Yucatán que no sabías que existía

Este evento nos permite recargar la energía necesaria para las transformaciones que trae consigo esta época del año, y estamos seguros te encantará la idea de disfrutar esta experiencia, así que aquí te contamos acerca de dos lugares ideales para disfrutar este fenómeno en Yucatán.

1.- Dzibilchaltún.

Dzibilchaltún significa "lugar donde hay escrituras sobre las piedras planas". Esta hermosa ciudad antigua del mundo maya fue diseñada y construida hace más de mil años con una exactitud astronómica, geométrica y matemática impresionante.

En esta zona arqueológica, ubicada a tan sólo 21 kilómetros de la ciudad de Mérida,  el equinoccio da inicio desde la salida del sol.

Tal vez te interese: 2 pueblos mágicos cerca de Mérida ideales para escaparse un fin de semana

Conforme pasan los minutos el astro poco a poco va pasando por el famoso Templo de las Siete Muñecas, nombrado así porque justo bajo el piso de su cámara principal se encontró una ofrenda que contenía siete figuras de barro con forma humana, hasta posarse justamente por el centro de éste, apreciando así la forma en la que los mayas recibían el cambio de estación y la llegada de un nuevo intervalo de tiempo.

Desde las 5:00 horas, la gente comienza a llegar a Dzibilchaltún para observar el amanecer y cargarse de energía, pasear por el sitio y el museo.

Durante el equinoccio podrás ver cómo el astro saluda y entra perfectamente en las puertas del recinto, gracias a los conocimientos matemáticos, astronómicos y arquitectónicos mayas, siendo una civilización avanzada para su época.

Visita también: 7 heladerías en Mérida para escapar del calor

Dzibilchaltún cuenta con 12 caminos blancos por toda la ciudad maya, también conocidos como “sacbés”, que conectan con el centro de la misma y las construcciones en su periferia.

Al seguirlos, se encuentra el cenote Xlacah, del que se ha rescatado piezas artesanales de gran valor, y se encuentra abierto para que el público pueda nadar en sus aguas cristalinas. Es uno de los más grandes, profundos y bellos de Yucatán, te será muy difícil resistirte a refrescarte en él.

2.- Chichen Itzá.

En Chichen Itzá se concebía el equinoccio como el momento en que Kukulcán, la serpiente emplumada, baja a la tierra para otorgar buenas cosechas y salud a sus adoradores.

Esta antigua ciudad maya es considerada una de las Siete Maravillas del Mundo y ha sido declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO. Aquí podrás observar el equinoccio vespertino y recorrer sus edificios, en un ambiente de paz y tranquilidad.

En este día del equinoccio de primavera, sobre la Pirámide de Kukulcán, aparecen en  las escalinatas triángulos de luz que tienen la forma de una serpiente. La luz va descendiendo poco a poco hasta llegar a la cabeza de serpiente en la base de la pirámide, lo que crea una asombrosa ilusión óptica.  

La mejor hora para ver este maravilloso espectáculo es entre las 12 del día y las 2 de la tarde.

Recomendaciones.

En estos eventos se espera un gran número de personas, se recomienda llegar una o dos horas antes a cualquiera de los sitios.

En estos días no se permite entrar con sombrillas, por lo que no  olvides llevar bloqueador solar, gorra y lentes, te sugerimos usar ropa cómoda, pantalón y manga larga de color claro, tenis cómodos y equipaje ligero pues tampoco puedes entrar con mochilas grandes a la zona de las ruinas.  

El descenso de Kukulkán puede apreciarse también los días anteriores y posteriores al 21 de marzo, y seguramente habrá menos afluencia de personas, tómalo en cuenta.

No te vayas sin leer: 3 cenotes poco conocidos que querrás presumir en Instagram

 

Cada año durante el equinoccio de primavera, como en el de otoño, estas antiguas ciudades mayas, cercanas a Mérida, son las sedes de estos increíbles fenómenos arqueo-astronómicos, no dejes pasar la oportunidad de disfrutarlos y vivirlos al máximo.  

lotes residenciales premium en Yucatan Country