<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=197361984233487&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

San Crisanto, la perfecta combinación de manglares, playa y relajación

Actualizado el 11 de enero, 2019 • Publicado el 11 de enero, 2019 • Inmobilia, Paseo Country, LifestyleTrends, Viajes, DestinosTuristicos

Alejado del bullicio de la ciudad, vendedores ambulantes y miles de turistas se encuentra el poblado de San Crisanto, una villa de pescadores muy amables  y alegres que con gusto lo podrán llevar a una aventura eco turística que ellos mismos han organizado.

pexels-photo-164255

Esta comunidad se encuentra ubicada a 51 kilómetros al este de Puerto Progreso. Un grupo de emprendedores locales decidió aprovechar los recursos naturales del lugar, sus ojos de agua, la sorprendente fauna y los cenotes, y, a fuerza de machetes, abrió una serie de canales a través de los manglares para poder compartir sus misterios y su gran belleza con los visitantes.

Te puede interesar: El parque nacional que no sabías que se encontraba en Yucatán

San Crisanto es una perfecta combinación entre manglares, playa y relajación. Cuenta con una de las playas más limpias y menos visitadas por los locales, también algo desconocida para los turistas.

La principal actividad turística es un paseo que consiste en recorrer en bote una serie de canales interconectados con cenotes y ojos de agua, donde podrás observar los manglares, escuchar el canto de los pájaros, y ver los peces que habitan en los canales que tienen una profundidad de 25 centímetros y de 1.50 metros de ancho aproximadamente.

¿Qué visitar? 

1.- La playa.

San Crisanto cuenta con una de las playas más lindas de la costa yucateca, es el punto de partida para las playas más transparentes y tranquilas de Yucatán.

A pocos metros de la carretera puedes llevar tu tienda de campaña, toldo o sombrillas, escoger algún espacio y acampar o pasar el día bajo un cielo soleado y cálido por las mañanas y tardes, o fresco y repleto de estrellas por las noches.

Vivir el atardecer en San Crisanto es algo inolvidable ya que el alejamiento del mar forma un gran playón de más de 300 metros a lo largo de la costa, y unos 100 metros mar adentro. Esto ocurre todos los días generalmente a partir de las 6 y alcanza su plenitud a las 10 de la noche. No puede existir un lugar más perfecto para acampar.

Otros usuarios visitaron: El misterioso sitio arqueológico de Yucatán que no sabías que existía

No podemos dejar de mencionar que la flora nativa de la zona es espectacular y digna de presumirse en todas las fotos que se te puedan ocurrir, los paisajes son espectaculares.

Lo ideal al visitar San Crisanto es hospedarte ahí. Gracias a los trabajos del ejido, si no te gusta acampar, puedes hospedarte en las cabañas ecológicas, construidas con el estilo tradicional de vivienda maya y ubicadas a la orilla del mar, las cuales podrás reservar en el centro del poblado, mismo lugar donde podrás comprar tus pases para los tours.

Si estás pensando ir durante las vacaciones, durante la primera semana de agosto podrás vivir el Festival del Coco, evento clásico en la localidad. Así que si eres amante de esta delicia, no te lo puedes perder.

2.- Los manglares.

San Crisanto cuenta con un vistoso, relajante y exótico recorrido en bote por el manglar impulsado por un guía local con un remo largo. ¡Es una especie de Venecia versión tropical!

Si lo pides, hasta es posible que tú puedas ser quien guíe el bote, hasta llegar a un claro con un místico y silencioso ojo de agua llamado Dzonot-Tzik donde puedes nadar con los peces “sábalos” y las tortugas.

Lee también: 2 pueblos mágicos cerca de Mérida perfectos para escaparse un fin de semana

Durante el recorrido por esta serie de canales, podrás observar los preciosos manglares, escuchar el canto de los pájaros y ver los peces que ahí habitan, ya que el agua es totalmente transparente y tiene una profundidad de sólo 25 centímetros. Con un poco de suerte también podrás ver pequeños lagartos.

El costo del recorrido es mínimo: unos 50 pesos por persona, y como se trata de una cooperativa, estarás ayudando a la comunidad. ¿Grandioso, no?

Los ejidatarios tienen plena conciencia de la importancia de sus recursos naturales, de tal forma que realizan trabajos de rehabilitación con el aporte de trabajo voluntario. Se ofrecen pláticas a los alumnos de las escuelas y se trabaja con las mujeres de la comunidad, ya que son un factor importante en el cambio de la vida comunitaria.

No olvides llevar tu cámara, un sombrero o gorra, tu traje de baño, binoculares, repelente de insectos (ecológico) y agua purificada.

La lista de especies que puedes encontrar en San Crisanto es larga: hay 137 especies reportadas. Las más conocidas son: cocodrilo de pantano, mapache, venado cola blanca, oso hormiguero, tepezcuinte, garza blanca y morena, kuka (garza conchera), pájaros carpinteros, mojarra, poecillas, belizanos, platerito (Leh-jabin en maya) y bagres.

¿Cómo llegar a San Crisanto?

Toma la carretera Mérida – Progreso, llegando al puerto antes de entrar doblas a mano derecha justo antes de llegar a la gasolinera, conduce hasta Uaymitun, luego pasas por Telchac, y  después continúas hasta el poblado de San Crisanto.

No te vayas sin leer: Mitos y beneficios de las ciclovías, todo lo que debes saber

Ahora que ya lo sabes, no dudes en añadir este destino ecoturístico a tu lista de lugares para visitar y disfrutar este año, somos muy afortunados de vivir en un estado con tantas bellezas y atractivos naturales, no nos debemos perder la oportunidad de disfrutar de ellas.

lotes residenciales premium en Yucatan Country