<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=197361984233487&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

La Ruta de los Conventos en Yucatán, un road-trip que no te puedes perder

Actualizado el 10 de mayo, 2019 • Publicado el 10 de mayo, 2019 • Inmobilia, Paseo Country, DestinosTuristicos, Ecoturismo, Viajes, Cultura

Dicen que las seis grandes joyas turísticas de Yucatán, son la Arqueología, de la mano de la gran cultura Maya, los Cenotes y grutas, los Conventos y Haciendas, las Reservas Naturales en las que hoy existen centros eco-turísticos administrados por comunidades mayas, sus románticas ciudades coloniales y por último sus playas, todo un regalo de la naturaleza.

blur-clouds-daylight-892541 (1)

En esta ocasión te queremos invitar a conocer la Ruta de los Conventos, una sola ruta que te llevará a conocer parte de estas grandes joyas turísticas de Yucatán. ¿Nos acompañas?

¿En qué consiste la Ruta de los Conventos?

La ruta de los conventos es una gran aventura para el que desea aprender sobre la historia y los antecedentes de Yucatán. Desde la llegada de los franciscanos en 1524 que dio inicio a la evangelización y la construcción de muchos templos, conventos y capillas que se construyeron en Yucatán.

Hacer la Ruta de los Conventos es una excusa perfecta para descubrir una de las zonas más auténticas de la Península de Yucatán, que por suerte todavía no está “contaminada” por el turismo de masas que viaja a esta parte de México.

Quizás te interese: 7 detalles que debes tomar en cuenta antes de viajar con mascotas 

Estos conventos franciscanos y sus diferentes poblaciones son totalmente distintos unos de otros. vale la pena intentar hacer la ruta ya que no todos son iguales. Y a continuación te enlistamos los lugares que debes visitar para recorrer lo más interesante de la ruta.

1.- Acanceh.

Acanceh significa “Gemido de venado”. Este lugar es de gran importancia ya que aún conserva monumentos antiguos que enriquecen el ambiente del lugar y se mezclan con las edificaciones más actuales. 

En la plaza principal puedes visitar dos edificios mayas restaurados, la pirámide y el palacio de los Estucos.

En el costado oriente de la Plaza principal se encuentra la Parroquia de nuestra señora de la Natividad, construida en el siglo XVI, que resalta por estar pintada de color amarillo y por tener en su parte central un reloj que hasta el día de hoy sigue funcionando.

En el centro del parque se puede observar la estatua del Venado, haciendo honor al nombre autóctono de esta villa y en el que puede refugiarse en sus bancas para disfrutar del ambiente cotidiano del lugar.

A un costado de la iglesia se encuentra el mercado, en donde podrás degustar deliciosos platillos propios de la región o comprar frutas y verduras que llegan directamente del campo.

Justo en el otro costado de la iglesia puede apreciarse la Pirámide que se encuentra sobre la carretera, está a quedado atrapada entre las viviendas de los pobladores, quedando incrustada en el ir y venir de los habitantes. ¿No te parece de lo más original y místico?

2.- Maní.

Plagado de historia, este es uno de los puntos más importantes de la Ruta de los Conventos, es aquí donde Fray Diego de Landa realizó su "Acto de Fe", cuando ordenó la quema y destrucción de muchos documentos y estatuas mayas durante el movimiento franciscano para convertir al pueblo indígena al cristianismo.

Aunque después se arrepintió de lo que estaba haciendo intentó rescatar parte de los documentos, pero el daño ya se había hecho, por lo cual se dedicó al estudio de la cultura maya y de esta forma poder rescatar una parte de la historia de los mayas, modo de vida y creencias religiosas.

Visita también: 3 lugares ideales para un road trip de semana santa

Fue a raíz de lo anterior, que se construyó en este lugar un monasterio franciscano que servía de hospital y al mismo tiempo de escuela para evangelizar a los mayas de la región, hoy en día la conocemos como la iglesia de "San Miguel Arcángel" en la cual se conserva el convento y un museo.

Este lugar todavía conserva en su calles y alrededores el estilo colonial de aquella época, el ritmo de vida es tranquilo, por lo que caminar por sus calles crea un ambiente de relajación en la mente.

3.- Mama.

Sobre la fundación de este pequeño poblado no hay datos exactos, aunque existe antes de la conquista. En la época prehispánica perteneció al cacicazgo de Tutul Xiú.

En el municipio de Mama no existen corrientes superficiales de agua, sin embargo en el subsuelo se forman depósitos comúnmente conocidos como cenotes. En algunos casos los techos de estos  se desploman y forman las aguadas.

En su flora predomina la selva baja, y sus especies más comunes son el chechem, bonete y amapola. Y en fauna los animales más comunes son mamíferos como el mono araña, conejo, mapache, iguanos y aves como la chachalaca, el tzutzuy, el chel y la codorniz.

La alfarería es la actividad más importante en este lugar. Su fiesta más popular es del 4 al 15 de agosto en honor a la virgen de la Asunción se realizan vaquerías, bailes populares y procesiones.

4.- Teabo.

El nombre de este municipio significa en lengua maya “tu aliento”. Tiene una economía basada en la agricultura. El cultivo de maíz, del frijol, la calabaza, los chiles, es la actividad primordial. Se cultiva también el pepino y otras hortalizas.

Las actividades pecuarias son también importantes, en especial la cría de porcinos y bovinos.

Sus principales lugares arquitectónicos son el ex convento y parroquia en honor de San Pedro y San Pablo, que datan de la época de la colonia.

Te puede interesar: Top 7 heladerías en Mérida perfectas para escapar del calor

Sus fiestas populares son del 28 de abril al 3 de mayo en honor a la Santa Cruz, el 27 de julio en honor a San Pedro y San Pablo y del 8 al 12 de diciembre en honor de la virgen de Guadalupe, patrona de la población. En estas 3 fiestas especiales se realizan procesiones y vaquerías.

5.- Tekit.

Conocido como “lugar del desparramiento”, en la época prehispánica este lugar pertenecía al cacicazgo de Maní de Tutul Xiú, fue uno de los pueblos más importantes.

Este es un pueblo próspero donde encontrarás la parroquia de “San Antonio de Padua”, un templo grande lleno de estatuas de santos cada uno en su nicho. En verdad parece un museo y su altar es muy sencillo.

Este municipio perteneció a la zona henequera de Yucatán. Hoy en día sus tierras tienen la vocación agrícola para el cultivo del agave.

Entre sus atractivos turísticos podrás encontrar: el ex convento de San Antonio de Padua, construido en el siglo XVI y la capilla de San Cristóbal,  también cuenta con vestigios arqueológicos de la cultura maya en Chumulá.

Las fiestas más populares son el 13 de junio se celebra la fiesta en honor a San Antonio de Padua, santo patrono del pueblo. En estas ocasiones se organizan procesiones, corridas de toros y las tradicionales vaquerías.

6.- Tecoh.

Pocos lugares del mundo pueden tener un privilegio de conjugar historia, cultura y bellezas naturales, Tecoh es uno de esos lugares.

Aquí podrás visitar una iglesia  y un convento dedicado a la virgen de la asunción. Construida sobre la base de una pirámide maya, la iglesia tiene grandes cantidades de piedra labrada, un impresionante altar y muchas pinturas.

Observarás un conjunto de edificios centrales organizados más o menos linealmente, con un gran espacio abierto al frente, todo está rodeado por una barda perimetral. En los puntos extremos, se localizan la casa principal y la casa de máquinas.

La última semana de mayo se celebra el festival de las hamacas, un evento imperdible para los visitantes. Toma nota de ello, no querrás perdértelo.

7.- Chumayel.

Es en esta localidad, famosa por ser el lugar de Chilam Balám, el libro sagrado de los mayas, donde se puede ver el Templo de la Purísima Concepción.

Además de su exterior, marcado por una fuerte arquitectura traída por los primeros españoles, en su interior se puede ver un venerado cristo negro. Considerado un punto muy importante para el turismo religioso.

8.- San José Eknakan.

Es una ex hacienda fundada en el siglo XVIII como una estación ganadera de la jurisdicción del pueblo de Homún. Actualmente, la infraestructura de la hacienda se encuentra arruinada, y sólo se mantiene en pie su iglesia, que es el principal atractivo del poblado.

Se trata de un edificio estilo neogótico, de principios del siglo XX. El estilo del edificio responde a una fiebre neogótica del siglo XIX y XX que se vivió en Europa, y que llegó a muchas partes del mundo.

En la fachada del templo se observa tres arcos que llevan hacia la entrada principal, así como la ventana del coro. Los arcos de la entrada y la ventana están flanqueados por dos columnas, sobre ellas está colocado un antiguo reloj, que también está escoltado por dos columnas similares a las anteriores, pero de menor tamaño.

En la parte superior se localiza la torre campanario rematada en forma de pináculo. La armonía y forma de todos los elementos descritos tienen como finalidad estilizar visualmente al edificio, dando la impresión de alcanzar al cielo.

Coherente con su estilo arquitectónico y para Favorecer la iluminación natural, esta iglesia cuenta con numerosas ventanas decoradas con vitrales. Vale mucho la pena visitarla.

No te vayas sin leer: Top haciendas en Yucatán, ideales para una escapada romántica

Como podrás observar, Yucatán tiene mucho para ofrecer si vives aquí, y si vienes de visita, nuestro hermoso estado te estará esperando para sorprenderte con muchas maravillas.

Esperamos pronto puedas conocer un poco más de la legendaria cultura maya, y los increíbles sitios naturales y culturales de nuestra entidad. ¡Nos vemos pronto!

lotes residenciales premium en Yucatan Country