<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=197361984233487&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

El Modelo Hub and Spoke se vuelve una norma después del Covid-19

Actualizado el 28 de enero, 2021 • Publicado el 28 de enero, 2021 • Via Montejo, Desarrollo de usos mixtos, Oficinas en Mérida, Con sello Inmobilia, Inversiones inteligentes, oficinas de lujo, oficinas corporativas

Uno de los efectos colaterales que trajo consigo el Covid-19 es una nueva rutina de trabajo. Muchos de nosotros no hemos re-abierto las oficinas de nuestro negocio por una razón u otra. La tecnología nos ha ayudado a ajustarnos a nuestra nueva realidad, y todo parece marchar bien. 

Sin embargo, estudios cuantitativos señalan que mientras las grandes empresas han aceptado el cambio al trabajo remoto por el momento (como Twitter, Google, Facebook, Salesforce, Microsoft), este modelo eventualmente tendrá que evolucionar. Los expertos en home office reconocen que las interacciones y el contacto social entre compañeros son necesarios para la cultura de la empresa, pues esto crea un mayor grado de innovación colaborativa que no es posible con Zoom o Teams, y los líderes en tecnología están de acuerdo en que es un catalizador esencial para el crecimiento.

Todos somos, en mayor parte, seres sociales. Justin Bedecarre, quien asesora a empresas de tecnología, dice, “Trabajar desde casa no es para todos. Mucha gente se extraña entre sí, y la energía de tener a todos juntos.”

El fundador de Netflix, Reed Hastings, fue aún más directo, describiendo el trabajo desde casa cómo “negativo,” aunque reconoce que tal vez un calendario que incluya un día de trabajo desde casa para crear un buen balance pueda ser una buena opción.

Una nueva dinámica para trabajar en la oficina

oficina-con-cubiculos

Una cosa está clara: Los días de las sedes monolíticas centralizadas están contados, aunque sólo sea por situación económica. Estando bajo las presiones financieras, los ejecutivos de nivel C están calculando el valor de sus bienes raíces en su presupuesto operativo, y ven un lado positivo en la reducción de costos durante la tormenta de la pandemia. 

Una reciente encuesta de KPMG reporta que casi el 70% de los CEOS de empresas grandes planean reducir su espacio de oficinas. Esto es verdad en centros tecnológicos de altos costos cómo en el Área de la Bahía de San Francisco, Seattle y Nueva York, donde darle una oficina a un empleado puede costar hasta $15,000 dólares o más al año (y con las nuevas medidas de distanciamiento en la oficina, el costo por cuadrado para cada empleado aumenta). Una encuesta realizada por la Asociación para la Ciudad de Nueva York de CEOs reveló que el 25% busca reducir su presencia en la ciudad un 20% o más, mientras que el 16% tiene planes de trasladarse completamente de la ciudad.

New call-to-action

La pandemia por el Covid-19 ha comprobado una vez más lo que muchas empresas de tecnología ya sabían: Un personal dispersado puede ser ideal para encontrar y preservar talento. Estas compañías lo ven como una oportunidad para utilizar esto como ventaja, ofreciendo a sus empleados la mayor libertad para elegir su nuevo sitio o locación para trabajar. Reducir el espacio en centros urbanos y a la par, buscar ciudades de segundo nivel con rentas mucho más económicas y normas de salario menores se vuelve aún más atractivo ahora. 

Esto cobra mucho sentido para los administradores, los accionistas y empleados por igual — reduciendo el costo de operaciones mientras los empleados son más felices.

Un modelo híbrido hub-and-spoke redefine al personal

persona-trabajando-en-cubiculo

Muchos expertos están de acuerdo en que un híbrido entre el trabajo desde casa y el trabajo de oficina será la nueva norma para las compañías de ahora en adelante. Esto cambiará la huella que deja el negocio de las bienes raíces para muchos. 

Conoce cómo cambiarán las oficinas después del COVID-19

Hemos visto cómo Amazon anunció una inversión de $1.4 mil millones de dólares en espacios de trabajo remotos cómo Denver y Detroit. Facebook ha mencionado que está satisfecho con sus empleados trabajando desde donde sea que ellos quieran y se encuentren, pero planean abrir oficinas satelitales donde se puedan presentar regularmente. Esto es un cambio muy relevante para una compañía que había pagado a sus empleados más nuevos un bono de $15,000 dólares si accedían a vivir en un radio de 10 millas alrededor de la sede. Se calcula que el 50% de su personal podría estar localizado lejos de las oficinas principales en pocos años. Otras empresas están siguiendo su ejemplo, descartando la antigua estructura de comando y control.

El CEO de Coinbase, Briann Armstrong habla al respecto en su blog:

“...la visión es tener un piso de oficinas en 10 ciudades diferentes, en lugar de 10 pisos de oficina en una sola ciudad.”

 

Un modelo hub-and-spoke es una estrategia ideal en el clima actual. Ciudades y regiones alrededor del mundo intentan atraer tanto compañías cómo trabajadores. Los espacios de trabajo modernos ofrecidos en configuraciones y términos de uso flexibles se encuentran ya disponibles en una amplia variedad de ciudades.

¿Cómo adaptarse a esta nueva forma de trabajo?

oficina-corporativa-clase-A

Antes de incluso saber qué era el coronavirus, los empresarios ya se encontraban buscando alternativas para las ubicaciones de sus empresa. El fundador de AOL, Steve Case, comenzó un fondo de riesgo hace unos años llamado Rise of the Rest, que buscaba encontrar oportunidades en ciudades entre las costas.

Al ver las consecuencias de la situación del COVID-19, Case noto que la pandemia sólo aceleraría esa noción:

“... la pandemia de COVID-19 alentara a la gente  (empresarios, inversionistas y empleados)  a considerar oportunidades fuera de las sedes tecnológicas de las costas. La gente que ha considerado un cambio, ya sea para aprovechar el expertise que existe en muchas partes del país, o por un cambio en su estilo de vida, o estar cerca de su familia y amigos, puede elegir este momento para trasladarse, acelerando un boomerang de talento y ayudando a ciudades emergentes con start-ups a levantarse.”

nueva-forma-de-trabajo-escritorio-con-laptop-y-computadora

Además de esta estrategia liderada por empresas, los trabajadores y creadores independientes o los start-ups pequeños recurren a espacios y oficinas de coworking. Por supuesto, al momento de adaptar tu trabajo al hogar o alguna de estas nuevas modalidades, necesitarás las mejores herramientas. 

Es importante que los espacios de trabajo respondan a las necesidades del personal para un bienestar físico, emocional y cognitivo, mejorando así la optimización de tiempo y productividad.

El balance entre espacios inteligentes, agendas bien planeadas, calendarios que contemplen  días en casa y en la oficina, y áreas equipadas con el mobiliario adecuado es clave para el éxito de las empresas. Pensar en la comodidad de tus empleados también es pensar en mejorar el rendimiento de tu empresa. 

De hecho, Inmobilia es una empresa pionera en la creación de espacios corporativos preparados para acomodar a las fuerzas de trabajo, y en colaboración con la marca mobiliaria Herman Miller, ha creado espacios que armonizan lo estético con la comodidad, y maximizan la productividad de los trabajadores. 

El Home Office llegó para quedarse, puede que sí, pero eso de ninguna forma significa que los días de las oficinas corporativas se hayan terminado. De hecho, apenas comienzan. Los empresarios inteligentes han sabido tomar ventaja de los espacios corporativos hasta el momento, y en el futuro, cada vez más empresas se expandirán de esta forma, adquiriendo espacios corporativos en más y más lugares para diversificar sus fuerzas de trabajo.

Comprar una oficina