<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=197361984233487&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

La plusvalía verde: el impacto del golf en la economía mexicana

Actualizado el 15 de agosto, 2017 • Publicado el 15 de agosto, 2017 • Yucatan Country, Jaguar Golf Course

Ser aficionado al golf es sin cuestión alguna— uno de los privilegios más exclusivos que una persona puede disfrutar. La combinación de una residencia con arquitectura y ubicación impactante, un campo de golf de primera hecho por los diseñadores de mayor renombre en el mundo y un entorno netamente turístico o de alto nivel (al estilo de una ciudad segura y próspera como Mérida o de las playas del Mar Caribe o Pacífico) crea un cierto estilo de vida inigualable. Esto genera un fenómeno como la plusvalía verde y te vamos a contar cómo ese particular concepto económico impulsa al país, golpe por golpe.

EL_JAGUAR_HOYO_9.jpg

La plusvalía verde, un fenómeno que se conoce por ser una oportunidad de inversión muy atractiva y segura y que consiste en adquirir propiedades cerca de campos de golf sin importar si practicas el deporte o no, fue observada por primera ocasión hace alrededor de 10 años, cuando varios analistas notaron que casi ningún desarrollo inmobiliario que se construye con el golf en mente ha sufrido devaluaciones o pérdida de valor.

Lo que es más: algunas propiedades aumentan hasta el 40% de su valor al estar en un entorno golfístico. Después de los estudios, los expertos concluyeron que los fondos estaban seguros en estos proyectos, pues sin importar si eres amante de este deporte o no, es una buena opción que le dará mucho valor a tu dinero, a lo largo del tiempo.

Y datos más recientes nos indican que sólo del 20% al 30% de personas que compran una casa en un desarrollo de usos mixtos practican el golf; el resto lo hace por el hecho de ser una buena inversión.

Una bomba de ingresos sostenidos

Según El Economistael golf en México genera mas de $25,000 millones de pesos al año, y el 40% de los campos se encuentran en destinos de playa. No nos debe sorprender, entonces, que los mejores campos de golf de México estén frente al mar o con entornos turísticos. De acuerdo con cifras de la Federación Mexicana de Golf (FMG), se estima que en el país existen 200 campos y cada año se construyen al menos tres.

De ellos, 60% forman parte de fraccionamientos y 40% de desarrollos turísticos; tan sólo en Quintana Roo, estado que alberga el OHL Classic at Mayakoba, hay 13 de ellos repartidos entre Cancún y la Riviera Maya, en donde, según datos de la Secretaría de Turismo de la entidad, al año se juegan 200,000 rondas.

Blog-YCC-3.jpg

Los turistas aficionados a este deporte gastan hasta cuatro veces más que los que se van a la playa, según la misma Secretaría de Turismo. Un aficionado al golf juega una vez por semana cuando menos y a diario cuando está de vacaciones. El derecho a jugar una ronda en un campo cuesta en promedio 200 dólares más todos los extras, además de que algunos hoteles te exigen hospedarte en el mismo para poder acceder a su green.

La afición crece con el tiempo

El interés de la gente por el golf ha crecido bastante en los pasados años, pues hasta el último monitoreo de Handicaps de la FMG, se tienen registrados entre 27,000 y 28,000 golfistas en nuestro país.

Blog-YCC-4.jpg


En la República Mexicana, todos los estados tienen al menos un campo de golf, a excepción de Tlaxcala. Son precisamente torneos como el OHL Classic at Mayakoba los que han impulsado el crecimiento de este negocio, así como los diseños espectaculares encontrados en campos como El Jaguar Golf Course, epicentro del lifestyle en Yucatan Country Club.

Blog-YCC-2.jpg


La popularidad de este deporte parece seguir superándose, pues en nuestro país ya se disputan torneos de la PGA, la LPGA, el PGA Latinoamérica Tour y el 
Web.com, así como numerosas ligas de jóvenes que actúan como semilleros y academias de enseñanza; y ahora, ya hay mexicanos compitiendo en la gira profesional más importante del mundo.

El golf tiene la reputación de ser un deporte de élite que sólo trae beneficios a unos pocos; sin embargo, no podría estar más lejos de la realidad, pues se ha convertido en un motor de la inversión, turismo y economía mexicana que únicamente crecerá de aquí en adelante.

lotes residenciales premium en Yucatan Country